Aug 27 2013

Infórmese sobre las instituciones benéficas para evitar fraudes

Senior Hispanic woman working on computer at homeLa próxima vez que considere realizar una donación a una institución benéfica, investíguela un poco primero. Una demanda reciente demuestra que no todas las “instituciones benéficas” son lo que parecen: New York ha demandado a la Coalición Contra el Cáncer de Mama (CABC), una organización benéfica fraudulenta que habría recaudado $9.1 millones en un período de cinco años, dinero que casi no gastó en programas destinados al cáncer de mama (WalletPop, 1 de Julio).

Según la demanda, la CABC anunció una relación inexistente con un centro de cáncer líder de New York,  y envió facturas falsas a individuos que nunca acordaron donar dinero. La CABC declaró que las donaciones se utilizarían para realizar investigaciones, pruebas y seminarios. En su lugar, los aportes se utilizaron para financiar sueldos y beneficios no justificados,  gastos por recaudación de fondos, y préstamos internos para los directores de la CABC .

Las instituciones benéficas fraudulentas recurren a todo tipo de tácticas engañosas, pero existen maneras de asegurarse de que su dinero va destinado a una buena causa. La Comisión Federal de Comercio, una agencia de Estados Unidos dedicada a promover la protección del consumidor, brinda asesoramiento para que usted pueda investigar a las instituciones benéficas antes de realizar una donación:

Recolecte la mayor cantidad de información posible.

Las instituciones benéficas legítimas deberían ser capaces de brindarle información detallada acerca de su misión benéfica, cómo se utilizará el dinero donado, y prueba de que su donación es deducible de impuestos.

Ricardo de El Paso, Texas, recibió un llamado telefónico donde se le preguntó si deseaba donar dinero para ayudar a los niños de un orfanato de Haití. Ricardo decidió investigar un poco antes de donar dinero a la organización, y se encontró con que la persona del otro lado del teléfono fue incapaz de responder adecuadamente sus preguntas.

“Por alguna razón, algo no cuadraba acerca de la organización, así que realicé un par de llamadas y me puse a investigar en Internet. Resulta que la organización era un fraude, y que estaban intentando cerrarla. Por suerte me tomé el tiempo de investigar un poco antes de donar dinero a lo que yo creí que era una buena  causa.”

Infórmese por medio de su oficina reguladora estatal.

La Asociación Nacional de Funcionarios Estatales de Beneficencia (NASCO) ofrece un listado de las oficinas que regulan a las instituciones benéficas. Su oficina estatal podrá decirle si la institución benéfica está registrada y qué porcentaje de su donación está destinado a beneficencia vs. recaudación y gastos de administrativos.

Haga preguntas cuando lo llamen por teléfono. A veces, las instituciones benéficas contratan a recolectores de fondos profesionales para obtener las donaciones, y parte del dinero recibido se utiliza para pagarles. Si lo llaman y le solicitan una donación, pregunte si la persona que lo llama es un recolector pago, para quién trabaja, y qué porcentaje de su donación irá a la institución benéfica y qué porcentaje a la institución de recaudación. Si la respuesta no lo satisfice—o si no es muy clara—no done.

Verifique a dónde va su dinero.

Si una institución benéfica afirma que su donación beneficiará a una organización específica, llame usted mismo a dicha organización para confirmar.

Tenga cuidado con las promesas que no recuerde haber hecho.

Las instituciones benéficas falsas pueden intentar engañarlo y hacerle pensar que usted se ha comprometido a donarles dinero. Si tiene duda, revise sus registros. Si no recuerda haberles prometido dinero y no puede encontrar la documentación que lo respalde, manténgase alejado de esa institución.

Gracias a Kayla Sedbrook, escribiendo por nuestro socio El Poder es Tuyo, por este artículo.

Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Share on Reddit0Share on StumbleUpon0Share on TumblrEmail this to someone

Leave a Comment