Consejos para pagar los préstamos estudiantiles

Digital Image by Sean Locke Digital Planet Design www.digitalplanetdesign.comSegún el National Center for Education Statistics, los costos para la matriculación universitaria han subido más del 26 por ciento desde 2005. Consecuentemente, la deuda de préstamos estudiantiles también ha subido y se estima que actualmente asciende a $986 mil millones en todo el país. Un estudio reciente de TransUnion informa que la mitad de todos los préstamos estudiantiles están actualmente en mora o diferidos.

“Retrasarse en el pago de tu préstamo estudiantil puede resultar muy caro,” dijo Emily Caropreso, Directora de Comunicaciones y Marketing, Iowa Credit Union League (ICUL). “También perjudica tu crédito, lo cual puede tener efectos negativos en todos los aspectos de tu vida financiera.”

Según Associated Press, el 53.6 por ciento de los estadounidenses menores de 25 años están desempleados o sub-empleados. Según datos del U.S. Department of Education, más del 13 por ciento de los graduados universitarios muestran incumplimiento en el pago de sus préstamos estudiantiles dentro de los tres años de dejar los estudios.

Caropreso recomienda a los que están decidiendo a cual universidad asistir, a ser muy cautelosos en cuanto a la cantidad de dinero que necesiten pedir prestado. “Es muy fácil quedar entrampado en la búsqueda de la experiencia universitaria ideal,” dijo Caropreso. “No obstante, los estudiantes deben investigar las consecuencias en el largo plazo. A la larga, puede ser mejor escoger una opción menos onerosa o tener un empleo de tiempo parcial para pedir un préstamo de menor cantidad.”

Los recién graduados con deuda de un préstamo estudiantil pueden sentir que esta carga es demasiado pesada. Estos consejos están pensados para ayudar a los estudiantes a pagar sus préstamos a tiempo.

Analizar todos los préstamos.

Haz una lista de todos los préstamos, desde los de tasas de interés más altas hasta las más bajas. Si es posible pagar más que el mínimo, todo dinero adicional debe destinarse al préstamo con tasa de interés más alta.

Escoger planes de pago gradual.

Un plan de repago gradual significa que los pagos comienzan siendo bajos y aumentan cada dos años. Esta estrategia funciona cuando hay probabilidad de que aumenten los ingresos.

Piensa en la consolidación.

La combinación de varios préstamos federales en uno puede bajar los intereses, sobre todo si alguno de los préstamos son a tasa variable.

Retraso con un aplazamiento.

Factores como el desempleo, dificultades económicas, estar en el colegio o una práctica pueden hacer que un préstamo califique para una demora. Fíjate si se cobran intereses aun cuando se demoran los pagos de los préstamos.

Tomar un empleo que ayude a pagar los préstamos estudiantiles.

Ciertas ocupaciones pueden ayudar a que se perdone parte de un préstamo estudiantil, entre ellas la enseñanza o la práctica médica u odontológica en zonas marginadas,  estudiantes de abogacía que trabajan en empleos de interés público o sin fines de lucro, algunos cargos gubernamentales y tareas de voluntariado en AmeriCorps, Peace Corps y Volunteers in Service to America.

Gracias a Emily Caropreso, escribiendo por nuestro socio El Poder es Tuyo, por este artículo.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>